1000 millones en apuestas ilegales

Esa es la cantidad que se estima que se produce en todo el país. El problema de las apuestas deportivas ilegales se está convirtiendo en un autético reto, no resuelto según el periodista deportivo local Danny Sheridan. Apunta la cifra de que cada fin de semana se realizan en Estados Unidos unos 40 millones de apuestas deportivas ilegales que suponen una cantidad cercana a los 1000 millones de dólares.

D. Sheridan detalla que en el estado del que él es originario, Alabama, es donde más se ha notado el incremento de las apuestas no legales y cree que no existe ninguna ciudad en todo ese estado, por pequeña o grande que sea, que no cuente con un corredor de apuestas en la localidad. Para este veterano deportista, el caso de Alabama concretamente se da por dos causas, la primera es que el fútbol americano es uno de los deportes más populares cuando hablamos de apuestas, y que la segunda causa es porque casi es considerado una religión en el estado.

Teniendo en cuenta que el juego es ilegal en ese estado y que no hay nada en el futuro próximo que invite a asegurar que se vaya a legalizar, las apuestas deportivas están a la vista de todos, bien en las páginas deportivas de los periódicos, o en los programas de radio donde se publican las estadísticas y las probabilidades de los partidos más importantes de la semana, etc. Para Sheridan todo ello es una prueba evidente de que la gente está jugando sin ser molestada.

Desde una asociación de jugadores anónimos se denunciaba que si bien las apuestas que se hacen de cualquier tipo están prohibidas en el estado, no son socialmente condenables, asi que nadie se siente culpable por hacerlo, es más, desde la división de la policía estatal que es la encargada de reprimir el juego ilegal, se asegura que no se han hecho ningun tipo de arresto importante en los últimos tiempos, porque, aunque habría mucho que hacer, no hay denuncias previas ni quejas a este respecto. Es más, la policía cree que existen delitos muchos más urgentes que investigar que el de las apuestas ilegales. Es un caso típico de actividad que nadie crea que está mal, pero realmente está prohibida.

Sin embargo, si bien la ley castiga a los que hacen apuestas como si cometieran un delito menor, los corredores de apuestas, cuando son detenidos suelen tener bastantes problemas legales. Un corredor de Hoover se declaró culpable ante un tribunal federal y tuvo que pagar 60.000 dolares de multa, por lo que su abogado se quejó de que a pesar de ser corredor de apuestas algo que está en contra d ella ley, ser apostador supone una simple llamada de atención.

Para el periodista deportivo, el problema del juego ilegal va mucho más allá de lo que parece, porque es ilegal en todos los Estados Unidos, pero sin embargo se apuesta ilegalmente en todo el país sin que nadie lo controle. “Todos hablan de las apuestas como parte del juego y están logrando que esto se convierta en una bola de nieve sin control”, comentaba.

El caso de Alabama y el descontrol existente en este sentido ha puesto en alerta a los sectores que están vinculados con la ayuda al juego compulsivo y ludopatía, que creen que este volumen de juego sin control puede ser un grave problema para algunas personas que no son capaces de manejar su adicción. Es más se sabe de numerosos estudiantes universitarios que están teniendo problemas graves de dinero por las pérdidas generadas por apuestas y que no hay recursos del estado para poner freno a esta actividad.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si prega di attivare i Javascript! / Please turn on Javascript!

Javaskripta ko calu karem! / Bitte schalten Sie Javascript!

S'il vous plaît activer Javascript! / Por favor, active Javascript!

Qing dakai JavaScript! / Qing dakai JavaScript!

Пожалуйста включите JavaScript! / Silakan aktifkan Javascript!
[ Acceder al sitio ]
banner