El juego online es un negocio millonario en Argentina y está sin regular

Da igual el nombre que se le de en cada parte del mundo, o la modalidad que se practique, pero parece que el ser humano no es capaz de vivir sin juegos de azar. Ahora, a los sistemas tradicionales como el casino, la ruleta, el bingo, o los caballos se le suma desde hace pocos años el juego online, una variante que cuenta cada vez con más simpatizantes, tanto en Argentina como en el resto del mundo, además este sector está abriendo puertas que hace unos años eran infranqueables.

Cualquiera puede descargarse una aplicación en su smartphone o simplemente navegar por un sitio especializado desde la comodidad de su casa para entrar en el apasionante y también muy adictivo mundo del juego online. Con un abanico muy amplio de opciones, pero con las reinas de siempre que son las apuestas deportivas, el póquer y el casino virtual, que son los sectores que concentran más cantidad de dinero en juego.

Algunos de los sitios web más famosos en este mundo del juego online son Bwin, PokerStars, Bet365 o Casino.com, todos en el extranjero. Si lo que se desea es jugar en un sitio web de Argentina, una de las opciones más recurrentes es Spingol que funciona por un acuerdo con el gobierno de Misiones.

Pero es un sector que adolece de falta de regulación. En el país no está legislado a nivel nacional y por eso no se pueden tener datos fiables sobre el número de apostadores y dinero que mueve esta industria. “Se pueden hacer especulaciones, pero no hay datos concretos”, afirma Ramón Indart, periodista y coautor junto a Federico Poore del libro “El poder del juego”.

El juego tradicional movió en el país 105.000 millones de dólares el año pasado según establecieron estos dos autores. Teniendo en cuenta este dato, aún las previsiones más pesimistas dan al juego online como un negocio que mueve millones.

El que no esté regulado explica Indart al Crónica, tiene consecuencias negativas “para el Estado pero también para las empresas interesadas”. “Al empresario no le conviene -detalla-, porque no existe previsibilidad para instalarse. Y al Estado tampoco ya que no obtiene ingresos ni puede promocionarlo”. Semanas atrás la AFA confirmó la caída del proyecto del Prode Bancado, que buscaba oficializar el sistema de apuestas deportivas. En este contexto, Indart enfatiza: “Es necesario legislar antes y no después de la explosión del negocio”.

Sin embargo es una industria en pleno proceso de expansión. Las cifras dejan adivinar un gran crecimiento de la industria del juego online en todo el mundo. Baste el ejemplo del último mundial de fútbol celebrado en Brasil, durante el que se estima que se apostaron 20.000 millones de dólares según estimaciones de Ladbrokes, uno de los grandes del juego online. Para el año que viene, la Unión Europea calcula que el número de personas que apuesten online llegará a los 6,8 millones de euros y se esperan ganancias en torno a los 15.000 millones de euros.

En España en particular, desde que se concedieron las primeras licencias hace dos años las casa de apuestas online ya mueven 5.600 millones de euros, según un informe de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). Según expertos estadounidenses se cree que los casinos virtuales recaudan sobre 32.000 millones de dólares anuales en todo el mundo.

Este crecimiento exponencial de las apuestas virtuales tiene una explicación en gran medida en la proliferación de dispositivos móviles como tablets o smartphones. Las webs especializadas tomaron nota y se están enfocando en sus estrategias de márketing hacia este sector. Sin embargo, y por el momento, al menos en Argentina, el juego tradicional (casinos, bingos y agencias) está consolidado, según dice Indart, que destaca que “hoy los casinos y bingos tienen a la máquina tragamoneda como principal herramienta de ganancia. El juego online difícilmente compita por el mismo público” para terminar.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si prega di attivare i Javascript! / Please turn on Javascript!

Javaskripta ko calu karem! / Bitte schalten Sie Javascript!

S'il vous plaît activer Javascript! / Por favor, active Javascript!

Qing dakai JavaScript! / Qing dakai JavaScript!

Пожалуйста включите JavaScript! / Silakan aktifkan Javascript!
[ Acceder al sitio ]
banner