Historia del Keno

Para comenzar diremos que el Keno es un juego muy parecido al Bingo o a las loterías actuales y que se puede jugar en cualquier casino moderno.

El funcionamiento del keno como el del bingo es bastante sencillo, en el Keno los jugadores marcan o selecciona entre 1 a 20 números en un boleto, el cual contiene 80 números diferentes (que van del 1 al 80). Después se sortearan los primeros 20 números de manera aleatoria, con lo cual el jugador obtendrá el premio correspondiente según el número de coincidencias entre la apuesta que el hizo y los números que aparecieron durante el transcurso del torneo.

En un principio se piensa que el Keno es de origen Chino, que fue importado a América alrededor del siglo 19, por algunos inmigrantes de esta localidad.

Normalmente cuando hablamos de loterías o bingos, este término se suele asociar con juegos rápidos, de 5 10 o 15 minutos.

Si queremos jugar al juego del Keno deberemos de hacerlo con un boleto o tarjeta el cual está dividido en 80 números. Cuando se juega al Keno de toda la vida, los números son extraídos de un bombo, y son estilo bolas de ping-pong, las cuales están numeradas, y salen por una especie de tubo, primero una, después otra.

Cuando jugamos deberemos de seleccionar una serie de números por lo que apostaremos y después deberemos de esperar a que salgan esos números apostados para ganar un premio. Cuando más números escojamos más difícil será ganar la partida o torneo de Keno.

Orígenes del Keno

Se dice que la historia del Keno e una de las increíbles de todas las que se cuentan sobre juegos de casinos, y comienza con una interesante leyenda que proviene de China. Esta historia o leyenda se le denomina la larga historia del Keno.

Esta fascinante leyenda comienza hace más de dos mil años y tiene como protagonista principal un general chino con nombre Cheung Leung, el cual se vio envuelto en una sangrienta y desgarradora batalla, la cual fue empeorando el presupuesto del ejército. Puesto que el ejército necesitaba dinero para esta guerra, el general Cheung Leung ingenio casi sin quererlo, uno de los juegos de casinos más jugados hoy en día, solo para poder recaudar fondos para esa Guerra.

La temática era muy parecida al Keno actual, solo que en aquellos tiempos en vez de utilizar números, se utilizaban signos o símbolos, después se extraían las bolas con diferentes símbolos y el que hubiera acertado los suyos ganaba el premio.

Como algo anecdótico comentaremos que todos los signos o símbolos tenían un significado, como amor, paz o alma, pero también ponían en ese tablero otros no tan hermosos, como estúpido perdedor.

El juego del Keno se hizo en China tan importante y jugado por todos, que gran parte de los beneficios obtenidos por este juego, que fueron muchos, se reinvirtieron y supusieron más tarde los cimientos, de lo que ahora se conoce como la construcción de la Gran Muralla China.

En cuanto a la cuantía del premio del Keno, el premio será según el número de números que se marquen en el boleto o tarjeta, y cuántos de esos números son los que coinciden con los que salen. Cuando más números marcamos y mayor número de aciertos tenemos, mayor será el premio, es por esto que no se considera como un juego de reparto de ganancias o beneficios, sino que es la empresa u operador que celebra el sorteo el que realiza la función de banca.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si prega di attivare i Javascript! / Please turn on Javascript!

Javaskripta ko calu karem! / Bitte schalten Sie Javascript!

S'il vous plaît activer Javascript! / Por favor, active Javascript!

Qing dakai JavaScript! / Qing dakai JavaScript!

Пожалуйста включите JavaScript! / Silakan aktifkan Javascript!
[ Acceder al sitio ]
banner