La Generalitat se pone al frente de BCN World

Después de que el grupo inversor Veremonte renunciara a ejecutar la opción de compra de los terrenos donde se va a construir el macro complejo turístico y de juego de Tarragona, la Generalitat ha dado hoy una paso más para que el proyecto siga adelante. Ayer llevó al gobierno catalán a anunciar que iba a entrar en el proyecto aunque ello no implique según aseguró Andreu Mas-Colell que la comunidad tenga que desembolsar ninguna cantidad de dinero.

El acuerdo de la Generalitat firmado con la Caixa, la actual propietaria de los terrenos incluye una opción de compra por un plazo de 18 meses con el objeto de que sea la administración autonómica la que controle todo el proceso de venta de los terrenos, que en principio van a adquirir los operadores que optan a explotar las piezas de las que se compone el complejo.

La Generalitat ha asegurado que se va a limitar a administrar la asignación de los terrenos, y se trata de disipar cualquier duda sobre la viabilidad del proyecto, sobre todo después de que Veremonte, la promotora de Enrique Bañuelos (que pasa de promotora a operadora con este trámite) confirmase que no iba a desembolsar los 377 millones de euros en los que están tasados los terrenos y cuya opción de compra venció ayer. De cualquier forma, tanto Veremonte como la Generalitat declararon que BCN World seguirá adelante.

Veremonte declaró que su renuncia a la compra de los terrenos se debe al hecho de que está pendiente de aprobación el PDU o Plan Director Urbanístico que regirá en los terrenos, una circunstancia que según fuentes de las negociaciones es imprescindible para que se pueda obtener la financiación que exige la adquisición. Esas fuentes detallan que el contexto político de Cataluña, con las elecciones de por medio no conforman el escenario ideal para llevar a cabo la operación. El presidente de BCN World, Xavier Adserá aseguro a la agencia de noticias EFE que el macro completo de ocio y juegos va a seguir adelante independientemente de quien esté en el Govern de la Generalitat.

Hay que aclarar que la opción de compra que van a firmar el gobierno de Cataluña y La Caixa, está limitado a 150 hectáreas de las más de 500 que estaban previstas inicialmente. La empresa de la Generalitat, Incasol va a ser el intermediario entre la propietaria de los terrenos y los operadores de los casinos que deberán adquirir los terrenos previamente a la concesión de las licencias, como viene estipulado.

Tal y como señaló Veremonte en el comunicado, los distintos inversores que se quieren implicar en el proyecto mantienen el interés por el mismo. El mes pasado la Generalitat hizo pública la lista con los cuatro grupos que están interesados en explotar el complejo Grupo Peralada y el operador asiático de casinos Melco, ambos en solitario; así como dos uniones más, una entre Melco y Veremonte, y otra entre Hard Rock y Veremonte. Los citados presentaron avales en conjunto por valor de 1.200 millones, lo que para Veremonte demuestra la solidez del proyecto. También hay interés por parte de Value Retail, Meliá y la propia Port Aventura, cuyo parque de atracciones está al lado del nuevo complejo.

El nuevo Plan Director de Urbanismo está previsto que se apruebe el próximo verano. En ese momento y con la Generalitat al frente BCN World debería estar ya en una fase con los terrenos adjudicados y las licencias concedidas.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si prega di attivare i Javascript! / Please turn on Javascript!

Javaskripta ko calu karem! / Bitte schalten Sie Javascript!

S'il vous plaît activer Javascript! / Por favor, active Javascript!

Qing dakai JavaScript! / Qing dakai JavaScript!

Пожалуйста включите JavaScript! / Silakan aktifkan Javascript!
[ Acceder al sitio ]
banner