Los peligros del blanqueo de dinero con boletos de lotería premiados

Ahora que se acerca la navidad y muchos españoles van a jugar a la lotería, suele ser el momento en que los delincuentes relacionados con el blanqueo de dinero realizan el intento de lavar grandes cantidades aprovechando los premios de lotería. Desde Gestha, el sindicato de Técnicos de Hacienda de España, alerta a los ciudadanos sobre las nefastas consecuencias que conlleva para el agraciado con un billete ganador de lotería, el hecho de venderlo por cantidades superiores a lo ganado a posibles delincuentes que busquen lavar dinero. Es una práctica que se ha constatado que ha cogido fuerza en las últimas décadas con operaciones relacionadas con el tráfico de drogas y en los casos de corrupción inmobiliaria en España.

Este tipo de operaciones según los técnicos de Hacienda, es un engaño para los agraciados que van a tener muy complicado el justificar el origen de ese dinero ante una inspección, ya que puede terminar con un acta de suspensión que sea mayor entre la deuda generada y la sanción de más de la mitad del dinero que haya ganado con el premio. Esta práctica se realiza por parte de los delincuentes para evadir el pago de impuestos. Desde Gestha estiman que lo que suelen ofrecer al ganador del premio es en torno a un 20 por ciento más de lo que le ha tocado, aunque desde que ha subido la tributación al 20 por ciento de lo ganado en los premios de lotería (con una excepción de los primeros 2.000 euros), han subido los márgenes ofrecidos.

Por ejemplo. Un contribuyente con ingresos brutos anuales de 30.000 euros que ganara un premio de 300.000 y que decidiera vender su boleto a un delincuente a cambio de 350.000 euros, si le pillan en Hacienda deberá pagar más de 175.000 euros en concepto de ganancia patrimonial no justificado según estos técnicos. “Por llevarte un pellizco más puedes acabar pagando la mitad del premio en impuestos en lugar del 20% recogido por ley”, puntualizó el presidente del sindicato, Carlos Cruzado.

En definitiva, no es la mejor opción a la hora de monetizar el premio que les ha tocado en la lotería. Los expertos aseguran que sin entrar en disquisiciones morales o no, técnicamente es mejor conformarse con el premio que intentar sacar tajada de forma ilícita ya que el beneficio que pueda obtener el agraciado no está en una relación proporcionada con los riesgos tanto económicos como penales que puede acarrear la operación, además de ser una forma directa de contribuir con el crimen organizado a través de financiación.

Además hay otros riesgos, “A partir de 120.000 euros de fraude se comete delito fiscal. Además de tributar lo ganado al marginal máximo del IRPF –del 52%– puede acarrear responsabilidad penal”, agregó Carlos Cruzado, que admitió que la práctica de blanquear dinero a través de boletos ganadores cayó en desuso. “Ahora los defraudadores aprovechan otras vías de escape frente al Fisco como transferencias a paraísos fiscales” en vez de esta práctica.

Aun así está comprobado que algunas de las principales operaciones delictivas de corrupción, narcotráfico o prostitución en España tienen en común un reguero de números ganadores de la Lotería. Pongamos como ejemplo la operación Malaya, a quien su cerebro, Juan Antonio Roca, en apenas seis meses le tocaron 646.033 euros en premios de lotería. Como confesaría más tarde, admitió que había comprado billetes agraciados en lotería, quiniela y bonoloto con el fin de evitar el pago de impuestos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si prega di attivare i Javascript! / Please turn on Javascript!

Javaskripta ko calu karem! / Bitte schalten Sie Javascript!

S'il vous plaît activer Javascript! / Por favor, active Javascript!

Qing dakai JavaScript! / Qing dakai JavaScript!

Пожалуйста включите JavaScript! / Silakan aktifkan Javascript!
[ Acceder al sitio ]
banner