Melendi investigado por posible juego en casino ilegal

El mundo de la música y el juego a veces se cruzan, como esta semana en España donde es portada el cantautor asturiano Melendi por su supuesta participación en partidas de póquer ilegales. El cantante presuntamente habría participado en dichas partidas en una casa de Madrid en el barrio de Tetuán, los premios alcanzarían los 100.000 euros.

El diario El Mundo destacaba en sus noticias que el cantante de 35 años sufría un incidente en la mitad de la A-1 cuando iba al volante acompañado de su novia Julia Namakatsu, tras el intento de al menos tres vehículos de sacarle de la calzada. El músico salió sin daños del incidente pero no denunció los hechos a la Guardia Civil, lo que levantó sospechas entre las fuerzas de seguridad tras esta situación. La suposición es que el asunto estuviera relacionado con una deuda de juego en algún salón ilegal.

Parece ser que el cantante asturiano, habitual del casino de Torrelodones, entró en contacto con una persona que le introdujo en las partidas clandestinas celebradas en el chalet, cerca de la calle Alberto Alcocer en Madrid. En ese lugar se dan citas empresarios como el dueño de una conocida aerolínea de España hasta gente del fútbol, jueces o notarios.

El lugar está repleto de personas respetables y no lo frecuentan mafiosos, como ocurre en otras salas de juego clandestinas de la capital. “Aquí vienen personas muy serias. No hay mal rollo, la gente viene a jugar y no dejan traer ni a prostitutas”, comentó un habitual del inmueble.

La casa tiene 200 metros cuadrados y consta de dos plantas. En la planta baja están tres mesas de juego donde se hacen partidas de póquer omaha, que está de moda actualmente por su agresividad, también de parchís y dominó. Todo el funcionamiento del local está pensado para evitar problemas en caso de redada de la policía. No hay dinero en la casa, se juega a crédito y se usan fichas de plástico con un valor determinado. Si ganan reciben el premio otro día en otro local, y si pierden pagan en el mismo sitio.”Si viene la ‘poli’, le decimos que estamos jugando a las cartas entre amigos y no hay problema”, comentaron algunos de los que frecuentan el lugar. “La casa gana un 5% del bote de cada jugada, que nunca puede superar los 15 euros. Los responsables se pueden sacar por noche unos 3.000 euros, que son 60.000 euros al mes en negro porque abre de lunes a viernes. A eso solo le tienen que restar 3.000 euros del alquiler de la vivienda, el coste de sus cuatro empleados, los gastos de luz y agua más la comida que le sirven gratuitamente a los jugadores. Se quedan con 50.000 euros limpios”. Estas declaraciones las hacía un habitual del sitio que declaraba que iba porque le dejaban fumar y en los casinos legales está prohibido, también ver la televisión o comerse un entrecot mientras juega con otros maestros del póquer que prefieren la intimidad del lugar al casino de Torrelodones.

Continuaba diciendo que “en este casino se apuesta muy fuerte. Se juegan botes de 6.000 euros, aunque cuando vienen empresarios y futbolistas los botes alcanzan los 100.000 euros. También hay partidas de dominó donde la gente se juega 10.000 euros”, aseguraba al diario El Mundo un compañero de juegos del cantante asturiano, de quien conoce su particular estilo de juego.”Melendi es buen chaval, lo que pasa es que es nerviosillo. Es muy impulsivo, cuando está centrado juega bien, pero cuando se toma cuatro gin tonics ya juega muy agresivo. Ha perdido mucha pasta y ahora es probable que deba bastante dinero”, subrayó aunque negando que el altercado que sufrió en la autopista tuviera algo que ver con el cantante, “no creo que tenga nada que ver con ellos, porque Melendi siempre va pagando. A lo mejor tarda tres meses en hacerlo, pero los dueños del casino siempre confían en él porque saben que gana mucha pasta con sus conciertos”, aseguró.

Otro habitual de partidas ilegales aseguraba que el cantante también va por una casa de juegos clandestina en el barrio de Tetuán, regentada por un rumano y donde el ambiente es algo más turbio.”Hay mafiosillos y peor ambiente”, agregó. Este jugador sospecha que los autores de la emboscada a Melendi podrían tener alguna relación con este segundo casino clandestino. “Si debe dinero, ahí no se andan con tonterías”.

El mes de julio pasado el cantante presentó una denuncia precisamente en una comisaría de este barrio por amenazas, y ya en el mes de septiembre fue asaltado en mitad de la A-1 por los tres vehículos sin que luego hubiera denunciado el hecho a la Guardia Civil.

En su línea, el cantante, ofendido por cómo se trató en los medios su incidente, compuso una letra para una canción llamada #OtroLíoDeMelendi para responder a los ataques que sufrió por parte de estos medios de comunicación.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si prega di attivare i Javascript! / Please turn on Javascript!

Javaskripta ko calu karem! / Bitte schalten Sie Javascript!

S'il vous plaît activer Javascript! / Por favor, active Javascript!

Qing dakai JavaScript! / Qing dakai JavaScript!

Пожалуйста включите JavaScript! / Silakan aktifkan Javascript!
[ Acceder al sitio ]
banner