Practicar el blackjack en los casinos online

Para controlar realmente el juego del blackjack es muy importante saber sus reglas, pero más importante es sin duda la práctica, practicar, jugar manos, es lo que verdaderamente nos hará sobresalir del resto en este divertido juego de cartas.

El blackjack es uno de los pocos juegos que podemos encontrar en los casinos, ya sean reales o virtuales, en que las estrategias planteadas por los jugadores afectan de una forma significativa al desarrollo del juego.

Debemos de tener en cuenta que las mesas de blackjack online son muy parecidas o casi iguales a las mesas de blackjack reales. El objetivo es alcanzar el número 21, sumando las cartas, pero sin pasarnos. Si con nuestra mano de cartas nos acercamos a 21 más que la mano del crupier, ganaremos la partida.

Una vez nos repartes las dos cartas de entrada, después podemos pedir todas las cartas que queramos, pero no debemos olvidar que si nos pasamos de 21, perderemos directamente la partida, por lo que siempre es recomendable quedarse un poco corto antes que pasarnos de 21.

No debemos de olvidar que el juego del blackjack podemos doblar nuestra apuesta, si creemos que con una carta más podemos ganar al crupier o también podemos dividir las cartas si nos salen dos del mismo valor y creemos conveniente que formen dos manos completamente diferentes.

También podremos pagar un seguro cuando en la mano la carta que se muestra del crupier corresponda a un As. Se paga la mitad de la apuesta, de manera que si la banca hiciera blackjack recuperaríamos el dinero apostado, tanto de la apuesta como del seguro. Esta opción solo está disponible en algunos casinos, y a la larga esto del seguro suele ser una opción desafortunada.

Los casinos nos dan la opción de poder dividir nuestra jugada cuando nos tocan dos cartas del mismo valor, pero no siempre es recomendable realizar la división, deberemos de dividir las cartas cuando juntas sean una puntuación débil, pero separadas podríamos realizar unas jugadas ganadoras. No es recomendable dividir las cartas cuando su valor sea de 10, ya que sería muy difícil superar la jugada inicial, y tendríamos que invertir el doble del dinero. Antes de dividir deberemos de fijarnos en la carta que se muestra del crupier, y sobre eso decidir si es beneficioso dividirlas o no.

Podemos doblar un apuesta si poseemos una mano que se pueda volver ganadora si nos reparten una carta más, en este caso apostaríamos el doble del dinero por una mano que creemos que será ganadora. Los jugadores suelen doblar la apuesta si sumando 10 puntos a sus cartas poseen mejor mano que la que podría conseguir el crupier. Nunca doblaremos, si la mano del crupier puede ser mejor aparentemente que nuestra mano, ni tampoco cuando existe una posibilidad real de pasarnos de 21.

Actualmente son muchos los casinos que solo ofrecen la posibilidad de doblarnos cuando recibimos unas puntuaciones totales de 9, 10 o 11 putos de las cartas recibidas. Esto ocurre en estos casinos porque tampoco sería aconsejable doblar nuestra apuesta si tuviéramos otra suma diferente.

Mucha suerte en las mesas y no te olvides de practicar!!

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si prega di attivare i Javascript! / Please turn on Javascript!

Javaskripta ko calu karem! / Bitte schalten Sie Javascript!

S'il vous plaît activer Javascript! / Por favor, active Javascript!

Qing dakai JavaScript! / Qing dakai JavaScript!

Пожалуйста включите JavaScript! / Silakan aktifkan Javascript!
[ Acceder al sitio ]
banner