Protesta pidiendo alimentos para los necesitados bloquea entrada a bingos

Las protestas tuvieron lugar en la ciudad de Buenos Aires, donde diversas organizaciones sociales realizaron bloqueos y manifestaciones en las inmediaciones de los bingos de la ciudad y del conurbano, reclamando ayuda alimentaria para las fiestas de la navidad y en contra de las tragamonedas a las que culpan de los problemas económicos de muchas familias de la ciudad. Los manifestantes entregarán un petitorio solicitando la entrega de alimentos para 4800 familias de barrios carecientes para las fiestas de Nochebuena, Navidad y Año Nuevo.

El viernes a medio día, y tras haberse concentrado unas horas en la estación de trenes, las organizaciones participantes realizaron un corte de la calle frente al bingo de esa ciudad, impidiendo que los clientes accedieran al local. La protesta tenía la consigna de “basta de usurear con los sueldos de los más pobres”. Además, los manifestantes reclamaban una entrega de alimentos. Los dirigentes de la protesta denunciaron que los empresarios del juego en la ciudad “exprimen sin escrúpulo alguno los modestos ingresos de los sectores más humildes” y realizaron cortes simultáneamente en los establecimientos de Bingo Congreso; Bingo San Fernando; Bingo Ciudadela; Bingo San Justo; Bingo Avellaneda; Bingo Golden Jack Quilmes; Bingo Lomas de Zamora; Bingo Adrogué y Bingo La Plata.

En la proclama de la manifestación los componentes de las organizaciones de protesta aseguran que la industria del juego “sigue teniendo un crecimiento sin límites en nuestro país. Su ganancia bruta, durante el año 2013, ronda los 8.500 millones de pesos, según estimaciones basadas en dudosas declaraciones del propio sector”.

Y es que uno de los retos a los que debe enfrentarse la industria del juego en cualquier parte del mundo es el de vencer los recelos que la actividad provoca en parte de la población y también de las autoridades respecto a la licitud o no de las operaciones comerciales que se realizan, ya que los locales de juego regentados por personas de dudosa reputación suelen ser un foco de blanqueo de dinero y tráfico de otras sustancias, pero también directamente al culpar al sector de crear el ambiente necesario para que personas de escasos recursos y que padezcan algún tipo de trastorno de adicción al juego, pierdan los pocos recursos que obtienen condenando a la pobreza más absoluta a ellos mismos ya sus familias, que son afectadas indirectamente por la actividad del juego.

 

Añaden que “Su obscena estrategia consiste en captar, por proximidad, la atención de trabajadores y sectores populares que circulan por esos centros urbanos, sencillamente para despertarles el vicio. Conocidas son las estudiadas artimañas que emplean para provocar que quienes han entrado en sus locales tiendan a quedarse horas y horas en un microclima ficticio, hasta días enteros incluso, derrochando la plata que no tienen, en exclusivo beneficio del negocio que quizá tenga el triste liderazgo de ser el que menos función social cumple, de todas las actividades capitalistas. Más negocio del juego es más pobreza”.

Aseguraban que “No queremos dinero, queremos que entreguen mercadería porque observamos que los bingos ganan mucha plata de lo que le sacan a los propios trabajadores que van a esos lugares, para intentar suerte y poder salvar su situación laboral”, comentó Leandro, uno de los representantes de este grupo de organizaciones sociales estuvo durante varias horas cortando la calle Alem entre Hipólito Yrigoyen y Gaboto, en la estación de Quilmes, y no permitiendo el ingreso de vehículos al Bingo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si prega di attivare i Javascript! / Please turn on Javascript!

Javaskripta ko calu karem! / Bitte schalten Sie Javascript!

S'il vous plaît activer Javascript! / Por favor, active Javascript!

Qing dakai JavaScript! / Qing dakai JavaScript!

Пожалуйста включите JavaScript! / Silakan aktifkan Javascript!
[ Acceder al sitio ]
banner