Secuestrado el propietario de un local de tragamonedas en extrañas circunstancias

Extrañas circunstancias en el suceso que ocurrió en la madrugada del jueves en Piedras Blancas de Montevideo, en Uruguay. El propietario de un local de máquinas tragamonedas ubicado en un barrio de esta localidad, fue secuestrado y después puesto en libertad en la madrugada del jueves tras pedir los delincuentes un rescate de 250.000 dólares. La policía investiga el caso y declara que se trata de un asunto de características un tanto extrañas.

Según palabras textuales de los secuestradores “Queremos un cuarto de un palo verde o matamos a tu marido”, le dijeron por teléfono a la esposa del secuestrado, un joven de 29 años que regenta un salón de máquinas tragamonedas en Piedras Blancas.

Pasaba un poco de las 3:30 de la mañana cuando le pidieron que no llamara a la policía y volvieron a amenazarla “Cualquier paso en falso que des, lo boleteamos”, dijeron.

La mujer, después de consultarlo con la familia propia y la de su esposo se decidió a presentar la denuncia. El hombre acababa de salir de su negocio en torno a las tres de la mañana del viernes cuando tres individuos le asaltaron y lo metieron en un coche a punta de pistola, trasladándose a una vivienda deshabitada en el departamento de Canelones. Después de una hora de la primera llamada de los secuestradores y con la policía de por medio se estableció una larga negociación telefónica.

Hacia las cinco, estuvieron cruzándose llamadas hasta que ambas partes alcanzaron un acuerdo para liberar al empresario, a cambio de 100.000 pesos, bastante menos de lo que solicitaban al principio gracias a la labor de los negociadores de las fuerzas de seguridad. Pactaron un punto de encuentro para entregar el dinero, la Plaza de Deportes nº 5 en las calles 8 de octubre y 20 de febrero, aunque la policía preparaba una estrategia.

Tendieron una trampa a los delincuentes sobre las seis de la mañana, cuando un operativo policial de forma muy discreta se agrupó a la espera de que los secuestradores acudieran a por el rescate. La mujer del empresario dijo que iba a dejar una bolsa con el dinero en un lugar de la plaza cuando los captores llegaron al lugar. Sólo uno de ellos se bajó del coche y fue a la plaza, momento en el que el empresario había sido ya liberado. Al ir a recoger el paquete con el dinero en el lugar acordado, la policía le retuvo impidiendo el cobro.

El sujeto resultó ser un delincuente que tenia una orden de captura por un delito de copamiento en el departamento de Colonia. La policía investiga la identidad de sus cómplices y también han investigado el lugar donde retuvieron al empresario durante el secuestro que duró tres horas. Los otros secuestradores, están identificados e integrarían una banda que opera habitualmente en la zona del Cerro.
La policía informó que el rehén fue liberado atado de manos en una zona cerca del límite departamental con Canelones, no pudiendo identificar el lugar exacto donde fue liberado. Al llegar a casa se quitó las esposas con ayuda de un vecino, y no registraba heridas de ningún tipo. También afirmó que no conocía a los captores, según los primeros relatos.

Parece ser que se trata de un asunto relacionado con la venta de drogas según indicó la policía Según fuentes de la investigación, el negocio de tragamonedas que regentaba el secuestrado era apenas una fachada de un punto de venta de drogas de la ciudad.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si prega di attivare i Javascript! / Please turn on Javascript!

Javaskripta ko calu karem! / Bitte schalten Sie Javascript!

S'il vous plaît activer Javascript! / Por favor, active Javascript!

Qing dakai JavaScript! / Qing dakai JavaScript!

Пожалуйста включите JavaScript! / Silakan aktifkan Javascript!
[ Acceder al sitio ]
banner