Sistemas de juego fallidos que no debe utilizarse

Muchos sabemos que para jugar a la ruleta no se necesitan aprender complicadas reglas y cualquiera puede aventurarse a jugar pero si de verdad quieres aumentar tus posibilidades de acierto tienes que investigar cuales son los sistemas más interesantes para ello. Tienes que estar atento a la hora de utilizar estos sistemas ya que también existen algunos sistemas de juego fallidos que no deben utilizarse ya que te harán correr muchos riesgos.

La principal desventaja con ciertos sistemas es que se arriesga la mayoría de veces grandes cantidades de dinero que comparadas con las molestas ganancias hacen que en un golpe de suerte para la banca, el jugar no solo pierda lo ganado sino que obtenga pérdidas de su pozo. Vamos a describiros ejemplos de algunos sistemas más conocidos para que os hagáis una idea de lo que comentamos.

En primer hablaremos del sistema La Martingala o también conocido como Progresiones. La base de este sistema es apostar una cantidad determinada en el comienzo y apostar en un 50% nuestras posibilidades de ganar o perder. Cada vez que perdemos debemos doblar nuestra apuesta para si ganamos recuperar lo perdido. El peligro es que la longitud de la partida nos haga llegar a un punto en el que nos quedemos sin fondos y demos de bruces con nuestro fondo vacío. Con ello, tiraremos las posibles ganancias que hubiéramos obtenido y nos quedaremos sin nuestro fondo.

Si estudiamos un poco este método observamos que contra más tiempo estemos jugando, más posibilidades tenemos de irnos a 0. Con esto pensaremos que la mejor opción es jugar pocas bazas pero incluso con tres veces que juguemos podemos irnos con pérdidas. Nuestro juego consistirá por ejemplo en jugarnos 1000€, que será nuestra apuesta base, durante varias jugadas con una probabilidad de 0,9% de ganar. La probabilidad no es una ciencia exacta y depende de muchos factores.

Si nos centramos en términos de probabilidad, la esperanza matemática, representada por una S, de un premio es la totalidad de Z multiplicada por la probabilidad de alcanzarlo (S=p*Z). Esta esperanza matemática equivale a la fracción del premio que se ganaría en cada jugada en caso de obtener un resultado óptimo. Si pensamos en un juego equilibrado para todos, banca y jugador, las esperanzas matemáticas tendrían que ser iguales a las esperanzas puestas. Esta ley es clara ya que por media, un jugador podrá ganar las mismas veces a p y perderá el resto. Si la apuesta es A, a cambio se obtiene el valor de ganancia S (A=S=p*Z).

La martingala es un ejemplo claro de esta probabilidad y es recomendable utilizar este sistema en casinos con licencia real como el casino Whilliam Hill, ponemos un ejemplo muy simple en el que nuestra apuesta será 1€ a cara o cruz. Si apostamos 1€ a que sale cara y acertamos ganaremos una moneda, si perderemos en la siguiente apostaremos 2€ para recuperar esta y la apuesta anterior. Si perdemos otra vez apostaremos 4, si volvemos a perder 8€ serán nuestra apuesta. Justo aquí tenemos suerte y ganamos, con ello conseguiremos recuperar los 7 € perdidos en las apuestas anteriores y aun así ganar 1€ extra. Puede que pensemos que si es una técnica tan fácil los casinos no están en bancarrota pero debemos analizar más a fondo el tema.

Sin miedo a equivocarnos te presentamos unos resultado de como pudiera ir evolucionando cada tanda de apuestas. Si por ejemplo realizamos 100 rachas, podremos obtener un 6,1% de probabilidades de pérdidas. Si jugamos 200 nuestra probabilidad sube hasta el 9,8% y si por ejemplo vamos a las 2000 apuestas, nuestra probabilidad casi llega hasta el 50% de probabilidades de perder. Cada cual debe quedarse o con el vaso medio vacío o medio lleno, pero nosotros ya te hemos advertido de los posibles peligros de utilizar en este caso algunos sistemas.

Deberás analizar tanto las ganancias que puedas tener como las posibles pérdidas y de si tu colchón de fondos te permite utilizar este u otros sistema similar. Todos los juegos de azar aportan riesgos pero como dice el dicho, “quien no arriesga no gana”.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si prega di attivare i Javascript! / Please turn on Javascript!

Javaskripta ko calu karem! / Bitte schalten Sie Javascript!

S'il vous plaît activer Javascript! / Por favor, active Javascript!

Qing dakai JavaScript! / Qing dakai JavaScript!

Пожалуйста включите JavaScript! / Silakan aktifkan Javascript!
[ Acceder al sitio ]
banner